Limosna - Tamara

Aunque sigas viviendo,
para mí ya estás muerto.
Aunque llegues tocando
insistente a mi puerta.

De lo poco que tengo,
te daré una limosna,
como a cualquier mendigo,
pero en cosas de amores, ya no cuentes conmigo.

TÚ ME HICISTE LLORAR,
TÚ ME HICISTE SUFRIR.
PERO TODO HA CAMBIADO
HOY ME TOCA REÍR.

Aunque sigas viviendo,
ya olvidé tus ofensas.
pero tú al recordar,
no me hayas de buscar,
si tuvieras vergüenza.

Aunque sigas viviendo,
para mí ya estás muerto.
Aunque llegues tocando
insistente a mi puerta.

De lo poco que tengo,
te daré una limosna,
como a cualquier mendigo,
pero en cosas de amores, ya no cuentes conmigo.

TÚ ME HICISTE LLORAR,
TÚ ME HICISTE SUFRIR.
PERO TODO HA CAMBIADO
HOY ME TOCA REÍR.

Aunque sigas viviendo,
ya olvidé tus ofensas.
pero tú al recordar,
no me hayas de buscar,
si tuvieras vergüenza.

Etiquetas:

Deja un comentario