Y que pequeña soy - Pastora Soler

Qué grande eres, amor,
que me das mil razones y luego, la locura
que perfumas mi cama y escondes las rosas,
tras vencerte, te pierdo, tras amarte me odias,
que dueño del viento tú borras mis huellas,
que dueño del tiempo me añoras y olvidas.

Qué injusto eres amor,
que no distingues entre buenos ni malos,
que le vuelves la espalda al que siempre ha luchado,
al que lo ha dado todo esperando muy poco,
que te cuelas en su corazón y lo gastas,
y el mío, lo llenas y lo vuelves tan loco
que nunca te olvida y que nunca se muere.

Yo no soy nadie sin ti,
contigo no soy yo,
nunca te elijo aunque te persigo,
te crees sincero y me creo tus mentiras,
por ti sé que existo y existes por mí,
qué grande es este amor
y qué pequeña que soy yo.

Qué grande eres amor
que me lo arrebatas sin ser arrebatado,
que te bebes mi vida y que sigues sediento,
que me sueltas, me agarras, que me traes y me llevas
y aunque sola me siento, me siento tan libre
para buscarte de nuevo, sufrir y abrazarte,
me cuesta volver y me cuesta marcharme.

Yo no soy nadie sin ti,
contigo no soy yo,
nunca te elijo aunque te persigo,
te crees sincero y me creo tus mentiras,
por ti sé que existo y existes por mí,
qué grande es este amor
y qué pequeña que soy yo.

Etiquetas:

Deja un comentario