Ya no queda nada - Pastora Soler

Mi condena sigue siendo amarte
tanto que hasta el alma llevo herida
olvidarte es la mayor salida
a tu ausencia y mi ansiedad
he agotado cada posibilidad
y todo intento por tenerte
cada beso muere lentamente
en esta fría oscuridad.

Hoy mi cuerpo dejará tu cuerpo
así sin miedo
antes que me ahogue dentro del dolor
cada recuerdo en el silencio.

Ya no queda nada
más por darte en este alma
sólo tengo soledad
y el corazón perdido
entre mi piel y la distancia
de tu piel me perderé
para esconder la tentación
y el miedo, y no sentirme sola.

Déjame tu odio y el rencor
para sentir, que sigo viva
y que no quema el aire
en cada amanecer
y si no estás me haré más fuerte
y sin tu amor renaceré
para esconder la tentación y el
miedo, y no sentirme sola.

Mi delito sigue siendo el mismo
hace refugio en tu fragilidad
adentrarte al fondo del abismo
de mentira y libertad
que ligera y débil la razón
que te odia tanto que ni duele
se llevó la vida y ya no tiene
ni un instante de emoción.

Hoy mi cuerpo dejará tu cuerpo
así sin miedo antes que
me ahogue dentro del dolor
cada recuerdo en el silencio.

Ya no queda nada más…

Déjame tu odio y el rencor…

Alguna vez entre mis labios
sentiré la brisa fría de tu boca
recorriéndome
me ocultaré de toda la melancolía
de tenerte y olvidarte cada día
renacer para esconder la tentación
y el miedo, y no sentirme sola.

Ya no queda nada….

Déjame tu odio y el rencor…

Etiquetas:

Deja un comentario